CAMPEONATO EUROPA MARATON PONTE DE LIMA

Entre el 28 de junio y 2 de julio se darán cita los mejores palistas europeos de maratón en Portugal. Deseamos suerte a los deportistas de nuestra Selección.

ACTIVATE

ACTIVIDADES SOCIALES

Desde el Club organizamos y colaboramos en numerosas actividades deportivas, sociales y de protección de la Naturaleza y medio Ambiente:

- Escuela de Piragüismo del Ayuntamiento de Getafe.

- Programa de Nutrición y Deporte para Adultos: ACTIVATE.

- Jornadas de Puertas Abiertas en Parque de la Alhondiga.

- Feria de las Asociaciones.

- Descenso Ecológico del Manzanares.

- Impulso de la construcción de lámina de agua en Perales del Río como Puerta y potenciación del Parque Regional del Manzanares

.............

AULA FLUVIAL DEL MANZANARES
El Parque Lineal del Manzanares en sus 1º y 2º tramos tienen un buen acceso a la ribera, incluso
con una información didáctica en sus acondicionados caminos, que hacen sus paseos agradables e
instructivos.
Peroal acercarse en el termino municipal de Getafe, los caminos y senderos se van alejando de sus
orillas, ocupadas por depuradoras, estanques de tormentas, eléctricas, industrias, grandes
infraestructuras, micro explotaciones agrarias de dudosa legalidad y por supuesto zonas de cultivo
tradicional, que es lo único realmente autóctono del paisaje.
Todo esto lo hacen en algunos casos inaccesible, siendo desde dentro, navegando por el río, la única
forma de conocerlo.
Getafe tiene, dentro de su propio municipio y alargándose por la ribera del Manzanares hasta el de
Rivas-Vaciamadrid, un espacio natural de formidables características. Desgraciadamente nunca ha
sido suficientemente valorado, tendiendo a su uso como contenedor de infraestructuras mas que a
una recuperación medioambiental.
A través del Club de Piragüismo Getafe queremos facilitar el acceso al río a colegios, asociaciones,
grupos y particulares, con la intención ademas de la deportiva, que aprendan a conocerlo desde
dentro, realizando un amplio recorrido desde Perales hasta el parque Regional del Sureste,
apreciando su fauna; los tupidos bosques de galería, que pese a las agresiones sufridas, hoy en día,
todavía sobrevive en frágil ecosistema, testimonio de la selva que un día cubrió orgullosa la cuenca
Baja del Manzanares

En nuestra actividad contamos con el constante asesoramiento del biólogo Joan Daniel Oliver y del
experto ornitólogo Antonio Fernandez, conocedores de la vegetación ribereña y especialmente de
sus de aves, que han encontrado hogar en el río o en los cantiles.
Garza imperial, Martin pescador, Fochas, Cigüeña blanca,
Milanos negros, Abubillas o Grajillas son algunos ejemplos de
las aves que podemos encontrar, cuando recorramos sus aguas
con el asesoramiento y vigilancia de nuestros guiás y
formadores.
Los recorridos siempre irán guiados por expertos piragüistas, monitores y educadores titulados, que
conjugaran la actividad deportiva con el conocimiento del medio ambiente; velando en todo
momento tanto por la seguridad de los participantes, como por el cumplimiento del debido respeto
al entorno.

La actividad debidamente equipados, se puede realizar durante prácticamente todo el año, siendo
logísticamente los meses de bonanza climatología los más apropiados, sobre todo para grupos de
escolares que desde abril a julio y desde septiembre a noviembre, podrán disfrutar con mas
entusiasmo del río y su entorno.
Desde el punto de vista de impacto ambiental, el piragüismo es sin genero de duda el deporte y
actividad que menos huella deja al entorno, pudiendo decir que es completamente sostenible con el
ecosistema, incluso más que el senderismo, pues a su paso solo provoca la ola de la embarcación
que se disipa a su paso.

CANAL DE PIRAGUISMO PARQUE REGIONAL DEL MANZANARES

Todas las grandes capitales europeas disponen integradas en sus ciudades lagos, embalses, canales olímpicos... que permiten la práctica de deportes acuáticos a sus ciudadanos. Una extraña excepción es la de Madrid y área metropolitana pese a la manifiesta inclinación de sus habitantes hacia el deporte y específicamente hacia deportes acuáticos. No existe posibilidad de practicarlos con asiduidad y para hacerlo, deben recorrer grandes distancias. Piragüismo, remo, paddelsurf, vela.... están vetados para la población madrileña ya que los pocos espacios que existen en la ciudad carecen de las condiciones adecuadas.

También es curioso que en el interior de España tampoco exista ninguna instalación adecuada que pueda albergar Competiciones Nacionales o Internacionales de estas especialidades o ni tan siquiera puedan servir de base de entrenamiento de la Selección Nacional.

Desde su creación, el Club Deportivo Canal Getafe Madrid, intenta impulsar la construcción de una lámina de agua en Perales del Río, que pueda cubrir la carencia existente.

Este tipo de instalación no es novedosa en el Ayuntamiento de Madrid. En los años 80, el equipo municipal de Enrique Tierno Galván también manejó un proyecto similar exactamente en la misma zona, sin necesidad de tener que desviar el río Manzanares y generando un gran parque alrededor. El fallecimiento del Profesor dió al traste con el Proyecto.

Más recientemente, el sueño olímpico, volvió a poner sobre la mesa saldar la deuda con los ciudadanos madrileños y construir un Canal Olímpico en Getafe, convirtiendo a este municipio en subsede olímpica. Se trataba de un proyecto que no se integraba en el entorno natural y con la exclusiva finalidad de cubrir el evento deportivo de las Olimpiadas. La no concesión de las mismas y la crisis económica han dejado aparcado el Proyecto.

Desde el Club Deportivo Canal Getafe Madrid, queremos impulsar la recuperación de dicho Proyecto, transformándolo para que quede integrado plenamente en el tramo 2 del parque Lineal del Manzanares, respetando el entorno natural, con carácter permanente y con un perfecto plan de sostenibilidad.

 

En estos momentos de recuperación económica, entendemos que es el momento de afrontar este tipo de inversiones, ayudando a que ésta se consolide en su entorno por los puestos de trabajo necesarios para su construcción y por los que se crearán en el futuro por el mantenimiento de las instalaciones y el entorno natural del que forma parte.

Su construcción implica una serie de instalaciones anejas: Residencia para Deportistas, gimnasio, oficinas, spa, servicios de salud (Nutrición, fisioterapeutas...). La celebración de campeonatos nacionales e internacionales supondría un fuerte impulso para la hostelería y turismo de la zona. Convertiría a Getafe en el centro deportivo acuático nacional, acogiendo también a equipos del Centro y Norte de Europa, que deben realizar su preparación en el exterior por lógicas cuestiones meteorológicas.

 

En la actualidad, las actuaciones sobre el entorno han sido absolutamente negativas y en algunos casos irrecuperables. Destrucción del patrimonio histórico del Parque Lineal, contaminación química y sonora, segmentación del territorio, deterioro de las condiciones biológicas y medioambientales y en definitiva una degradación creciente que han terminado por hacer de facto que el Parque Lineal del Manzanares, y en general la cuenca baja del río, sean vistos y utilizados como un vertedero, ora legal, ora de dudosísima legalidad y/o civismo.
Así, hoy es común ver en los terrenos del Parque Lineal del Manzanares, colectores de saneamiento por encima del nivel del suelo, tendidos eléctricos aéreos, torres de alta tensión, vertidos de aguas residuales, líneas de de alta velocidad (LAV) segmentando la zona. Esta falta de intervencionismo ha permitido su degradación, pero también que el espacio permanezca inalterado en muchos aspectos históricos y ambientales, lo que convierte a este tramo en un diamante en bruto.

Este embalse, además de ser una importante reserva de agua para el cauce del Manzanares, supondría el la recuperación de toda la cuenca baja del Manzanares, creando un gran Parque Regional que se podría visitar mediante aulas fluviales en piragua y sendas deportivas a su alrededor.

 

 

 

Algunas actuaciones a realizar serían:

· Parque Urbano. Parque urbano por excelencia, en clara sintonía con el existente en el Tramo 1. Jardines, paseos, árboles de diferentes especies, iluminación artificial, zonas deportivas, áreas estanciales etc. Se extendería a lo largo de la margen derecha al ser esta la más próxima a las zonas habitadas.
· Área Forestal. Huertas urbanas para uso, disfrute y aprendizaje de los vecinos, cultivos ecológicos, granjas escuelas, etc. Se extendería por toda la margen izquierda, entre el río y la actual línea de alta velocidad.
· Parque Fluvial. Recuperación de las márgenes del río, regeneración del entorno natural, integración o eliminación de infraestructuras pesadas, recuperación de especies de aves y del Prado Zurita.
· Real Canal del Manzanares. Puesta en valor del Canal, su entorno y su arbolado, también de sus instalaciones y esclusas.

Se trata de recuperar y mantener los importantes restos arqueológicos, la vegetación y fauna existente.
Es en este tramo donde aparecen importantes restos arqueológicos de todos los tiempos, así como vestigios naturales y geológicos de indudable valor cultural y paisajístico, una pequeña ciudad amurallada de origen carpetano (celta) que existió entre el siglo III a.C. y el siglo III d.C. También es importante el hallazgo paleontológico: "El yacimiento de Casas de Murcia o Casas del Canal", un hábitat de la II Edad del Hierro que, pese a estar afectado por la guerra y por la inmediatez de las obras de la M-50, fue recuperado y desalojado del Parque Lineal del Manzanares.

En primera línea, casi en contacto con el agua, estarían las distintas variedades de sauces, con señalada excepción del abundante sauce llorón, que es una especie introducida por el hombre. Junto a ellos aparecería algún aliso y en las zonas encharcadas la caña común, otra especie introducida por el hombre siglos atrás y que ahora sirve de cobijo a varias especies.
Tras ellos, con no tan exigentes necesidades hídricas, se irían alejando del lecho del río los chopos, álamos blancos (Populus alba) y álamos negros (Populus nigra), así como los fresnos y los tarays.
Por último aparecerían los olmos negros (Ulmus minor), un árbol de impresionante porte en la edad adulta, y que es el gran símbolo del Parque Lineal del Manzanares. Diezmado y casi extinguido por la enfermedad de la grafiosis, milagrosamente sobreviven emblemáticos ejemplares resistentes a esta lacra.


Hoy, si caminamos cerca del río, es posible también que nos crucemos con ganado pastando en los claros de allí donde el bosque de galería no ha sido eliminado. Su función es también complementaria, ya que sus excrementos nitrogenan el suelo. Junto a ellos, esquivos y muy difíciles de ver, zorros y jabalís habitan en pequeños grupos los bosques del Parque Lineal del Manzanares.

En la base de la cadena trófica, multitud de insectos de todo tipo habitan junto al Manzanares. Su función es primordial, no sólo por servir de alimento a especies superiores, sino por su papel en la descomposición de la materia orgánica. Junto a ellos diferentes mamíferos como ratas de agua, erizos y topos. También algún anfibio, como la rana común, muy castigados por la contaminación de todas las aguas, víctimas entre otros factores de vertidos al río y una galopante contaminación por lixiviados, filtrados desde el vertedero de Valdemingómez y de otros sin control.
Este patrimonio ornitológico uno de los grandes valores naturales del Parque Lineal del Manzanares, contando con decenas de especies sólo entre las aves acuáticas. Milano negro y real, polla de agua, ánade real, focha, porrón común, gaviota reidora, garza real, somormujo lavanco, garcilla bueyera, cigüeña blanca, e incluso al cormorán, son sólo algunas de las bellas aves que con algo de paciencia podremos ver sobre las aguas del Manzanares. Un tesoro en franco retroceso.